viernes, 18 de noviembre de 2011

NUESTRO 17 ANIVERSARIO DE "MUÉGANOS HUAMANTLECOS" HOY / UN PASEO POR LA MONTAÑA LA MALINTZI.


HOY, AMIGOS LECTORES, CUMPLIMOS NUESTRO DÉCIMO SÉPTIMO ANIVERSARIO DE PUBLICAR ESTOS "MUÉGANOS HUAMANTLECOS" EN SU SEGUNDA ÉPOCA, SIN OLVIDAR AQUELLOS AÑOS MARAVILLOSOS DE LA PRIMERA ÉPOCA, QUE OCURRIÓ EL 15 DE AGOSTO DE 1955 CUANDO SE PUBLICARON POR VEZ PRIMERA ESTAS LÍNEAS EN LAS PÁGINAS DE "EL SOL DE TLAXCALA" BAJO EL RESPALDO DE LA CADENA GARCIA VALSECA, Y BAJO LA FIRMA DE DON GABRIEL LIMA CERÓN, QUIEN DEJÓ DE ESCRIBIRLA A RAÍZ DE LA ENFERMEDAD QUE LE AQUEJABA, A MI ABUELO EL 2 DE AGOSTO DE 1982, FALLECIENDO EN NOVIEMBRE DE ESE MISMO AÑO.
SEA ESTE UN

RECONOCIMIENTO LUCTUOSO A

DON GABRIEL LIMA CERÓN

EL 18 DE NOVIEMBRE 1994, UNA DOCENA DE AÑOS DESPUÉS, VUELVE A PUBLICARSE BAJO LA FIRMA DE UN SERVIDOR, CUMPLIENDO HOY 17 AÑOS ININTERRUMPIDOS DE PUBLICARLOS, PRIMERO EN "EL SOL DE TLAXCALA", HOY EN EL PERIODICO "SÍNTESIS TLAXCALA" TODOS LOS MARTES Y AQUI EN INTERNET, CON INFORMACIÓN, FOTOS, VIDEOS, ESTACIONES DE RADIO, CANALES DE TV TODOS LOS DIAS.

GRACIAS POR SU VISITA, EN MÉXICO Y EN LOS PAÍSES DONDE AMABLEMENTE NOS LEEN Y NOS ESCUCHAN TODOS LOS DÍAS, ESO NOS COMPROMETE A MEJORAR DIA CON DIA.

RESPETUOSAMENTE

LIC. GABRIEL FLORES HERNANDEZ.


LA MALINTZI



Una de las mujeres más polémicas en la conquista de los españoles es la Malintzi, considerada por muchos como traidora de los aztecas. Fue bautizada con el nombre de Marina a la edad de 18 años en Marzo de 1519.

Malintzi nació en Veracruz en el núcleo de una familia cacique, cuando su padre murió, su madre se volvió a casar y dio a luz un varón. En ese entonces Malintzi era la heredera de la familia, sin embargo el padrastro convenció a la madre de Malintzi para que se deshicieran de ella y así pudiera quedarse como heredero el nuevo niño. Así fue que la regalaron a unos comerciantes de Xicalango (en ese tiempo los esclavos eran tratados como objetos que se podían vender o regalar) y fue llevada en cautiverio a Yucatán, donde aprendió Maya. Posteriormente fue vendida a un cacique de Tabasco.

En esa época Cortés llegó a tierras mayas donde los moradores en lugar de pelear contra los españoles ofrecieron comodidades como oro, vestido, esclavos y veinte mujeres entre ellas Malintzi. Como Cortés era acompañado del traductor Jerónimo Aguilar quien era además presbítero se dedicaron a lo conversión de los mayas y en Marzo de 1519 Malintzi fue bautizada con el nombre de Marina.

Hernán Cortés obsequió las mujeres a sus militares y Marina al capitán Alonso Hernández Portocarrero.

Cuando la Expedición llego a tierras de habla náhuatl y Cortés tuvo la necesidad de entablar comunicación con los embajadores de Moctezuma, Marina intercambió algunas palabras con ellos pues la lengua que Aguilar dominaba era el maya y el español más no el náhuatl, fue entonces como la vida de Marina cambio y paso a ser la secretaria de Cortés, interpretando de náhuatl a maya para que Aguilar interpretara de maya a español, conforme fue pasando el tiempo amplio sus conocimientos lingüísticos y se convirtió en la mujer de Cortés dándole un hijo que le llamaron Martín Cortés.
Sin duda Doña Marina fue una pieza clave en la comunicación entre los españoles y líderes de la antigua América entre ellos contamos a los Tlaxcaltecas, que estaban en busca de aliados para combatir y erradicar las brutales exigencias y sacrificios de los Aztecas.
En 1524 Marina acompaño a Cortés en uno de sus viajes, pero al pasar por Orizaba, éste decidió casarla con un noble Teniente nombrado Juan Jamarillo con quien tiempo más tarde tendrían una hija.
Para 1528 Cortés regreso a España y con él se llevo a Martín Cortés, Marina Nunca supo más de su hijo.
Para algunos Doña Marina fue una traidora, aunque para otros es considerada como la madre de la nación mexicana.



LA MALINTZI

Visible desde el más recóndito rincón del estado, la Matlalcuéyatl, Diosa Madre del Agua, se eleva sólida y majestuosa como centinela del Parque Nacional La Malinche, que con sus 45,700 hectáreas provee de servicios ambientales y recursos naturales a todo Tlaxcala. Es la quinta cumbre de México con 4,461 metros de altura sobre el nivel del mar.http://www.bioxplora.com.mx/images/common/1x1.gif

Llegando al volcán

Atardece y el sol baña de cobre el gran macizo de arena y piedra. La vista es casi una postal, pero desaparece rápidamente pues nos internamos en los densos bosques de coníferas que rodean al Centro Vacacional Malintzi del IMSS, destino final de la jornada en automóvil. http://www.bioxplora.com.mx/images/common/1x1.gif

El espectáculo de luz y sonido es grandioso; los últimos rayos del sol se filtran entre los árboles mientras cientos de aves en frenéticos cantos se preparan para la noche.


De madrugada levantamos el campamento e iniciamos la travesía. Los primeros rayos del sol se filtran entre los árboles brindando el “show” de luces en versión matutina. La ruta del bosque es muy gratificante, pues empieza con pendientes moderadas que permiten una rápida aclimatación, no obstante es un trayecto largo y por momentos bastante empinado. Al cabo de una hora dejamos las faldas y llegamos a la base del volcán.

El ascenso

Ya en plena zona alpina, la Diosa del Agua, despojada de todo verdor, se muestra imponente en su árido traje de arena y roca. La recepción es fuerte: un empinado arenal, al que hemos bautizado como “el pavito” por la silueta que dibujan las rocas aledañas, verdaderamente pone a prueba la paciencia. Un pasito adelante y medio hacia atrás es el son de los arenales. Como gratificación al esfuerzo, la vista del valle tlaxcalteca confiere los ánimos para seguir adelante. http://www.bioxplora.com.mx/images/common/1x1.gif

El viento sopla tan fuerte y es tan frío que resulta inevitable pensar, sin ánimos de contrariar la cosmogonía de los antiguos tlaxcaltecas, que La Malinche debería ser la morada de un dios dual, estilo Shiva-Shakti, pero en este caso Matlalcuéyatl-Ehécatl, este último Dios del viento.

La cumbre

La cresta superior, pese a sus más de 4,000 msnm, se convierte en un gozoso trámite hacia la cumbre. Así, entre rocas y un magnífico panorama de 360º llegamos a nuestro destino. Tengo la dicha de conocer las cumbres de todas las altas montañas de México y, aunque en cumbres se rompen géneros, la de La Malinche me parece la más amable y bella de todas. Las barrancas de San Juan, el antiguo cráter y la vastedad del paisaje hacen de esta cumbre una belleza sin igual. En días claros, se puede ver el Pico de Orizaba, el Popo y el Izta, y en días con nubes se está muy cerca del cielo.

1 comentario:

beauty dijo...

This post was not only helpful but very useful too. Thank you for sharing this piece of your expertise with all of us. Cheers!