miércoles, 28 de septiembre de 2011

HOY, LA OPINIÓN DE UN DESTACADO HUAMANTLECO Y EX GOBERNADOR DE TLAXCALA JOSÉ ANTONIO ALVAREZ LIMA. BIENVENIDO.


OPINIÓN - HETERODOXIA

Escrito por José Antonio Álvarez Lima

www.politica tlaxcala.com.mx

COLGADOS…

Los pronóstico para 2012 van desde los que anuncian un triunfo fácil de Peña Nieto hasta los que suponen una elección cerrada entre el mexiquense y el abanderad@ de una futura alianza entre el PAN y la izquierda.

El primer escenario se parecería al ocurrido en el Estado de México, donde Eruviel derrotó fácilmente a una oposición dividida.

El otro pronóstico sería similar a las elecciones de Puebla, Oaxaca y Sinaloa, donde el PRI mordió el polvo a manos de una amplia alianza de la izquierda, la derecha y los ciudadanos independientes.

Política y jurídicamente, ambas posibilidades se mantendrán vivas algunos meses mientras se deciden las candidaturas dentro de los partidos. Y, también, se conservarán cuando ya haya candidatos y hasta que se publiquen los primeros sondeos de opinión.

Sí, al conocerse las primeras encuestas del año próximo, la distancia entre el candidato del PRI y los candidatos de las otras opciones es grande, la racionalidad y la conveniencia de una alianza irá creciendo entre los simpatizantes de las oposiciones que, sumados, seguramente serán mayoría.

Será entonces cuando revivirán las manoseadas discusiones sobre la antinaturaleza de las coaliciones entre la izquierda y la derecha y las demás argucias que ya conocemos.

Ambas opciones, la de los partidos combatiendo por separado y la del PRI contra la oposición unida, serán entonces ampliamente discutidas. ¿Qué será lo que finalmente ocurra? Porque, sin duda, la pertinencia del aliancismo será el gran dilema electoral.

La otra gran preocupación ciudadana será la de la seguridad. La posibilidad, ya comprobada, de jefes del narcotráfico actuando como candidatos a diputados es una amenaza real. ¿Qué tanta descomposición social y partidista ha ocurrido en Michoacán y en los llamados grupos ecologistas para que asesinos, secuestradores y extorsionadores aspiren a importantes puestos de representación, mientras, aterrado, todo mundo, mantiene el pico cerrado? ¿Cuál es la dimensión de la codicia política y la corrupción monetaria para que los opulentos partidos nacionales acepten postular a conocidos delincuentes como sus abanderados?

En los últimos meses, además de Chihuahua, Tamaulipas, Coahuila, Michoacán, Nuevo León y Zacatecas, donde la presencia de la delincuencia organizada ha sometido a las autoridades, nuevos corredores delictivos se han desarrollado en Guerrero, Veracruz y Tabasco, y ya aparecen nuevas amenazas sobre el Distrito Federal, Morelos y la zona conurbada del Estado de México.

¿Cuál será el mapa de la violencia dentro de los próximos meses? ¿Habrá las condiciones de paz pública necesaria para llevar a cabo campañas propositivas que propicien la reflexión serena que se requiere para decidir el futuro de México? ¿Cuál será la repercusión electoral del miedo, la angustia y la ansiedad que recorren la espina dorsal de la República?

Nadie en su sano juicio desea votar entre balaceras y cadáveres colgados o arrojados a la vía pública. Así sea de infelices delincuentes comprobados. Pero, por lo que vemos hoy, nuestras elecciones de 2012 se presentarán entre nubarrones y violencia. Todos nos preguntamos alarmados, cuántas más dramáticas sorpresas nos esperan.

México no se lo merece, ¿o quizá sí, y todo esto es el resultado de siglos de permisividad a la corrupción y de tolerancia a la impunidad?


RECORDANDO A "SIEMPRE EN DOMINGO"

TELEVISA





No hay comentarios: