domingo, 14 de agosto de 2011

VIRGEN DE LA CARIDAD...HUAMANTLA TE OFRENDA HOY... "LA NOCHE QUE NADIE DUERME".








DIVERSOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, DESTACAN HOY EN SUS PRIMERAS PLANAS:

La noche que nadie duerme 2011 en Huamantla, Tlaxcala


Bueno, cuando uno viene de un estado tan rico en folklor, colores y sabores como Chiapas, se acostumbra uno a eso. Estando en el centro del país, sin embargo, también es posible disfrutar de un evento multicolor que enlaza las tradiciones del México profundo con el motivo religioso.

Como cada año, este 14 de agosto de 2011, en la ciudad de Huamantla, Tlaxcala se llevará a cabo la tradicional “Noche que nadie duerme”. Éste es uno de los espectáculos visuales más bellos que uno puede tener la dicha de contemplar a lo largo de aproximadamente 10 kilómetros de calles adornadas con aserrín de colores, flores y diamantina en forma de tapetes o alfombras. Muchos de ellos, verdaderas obras de arte de los artesanos del estado de Tlaxcala.

INDICEMEDIA

HOY, LA “NOCHE QUE NADIE DUERME”

La “Noche que nadie duerme” es parte de una celebración tradicional que se realiza año con año en la ciudad de Huamantla, Tlaxcala, con motivo de la fiesta patronal de la Virgen de la Caridad, la noche del 14 al 15 de agosto, y que atrae a visitantes y turistas tanto de la región, como nacionales y extranjeros.

Se le denomina así a la ocasión en que, durante ésta celebración, la Virgen es bajada de su altar en su basílica y sacada en procesión a recorrer las calles de la ciudad en un carro alegórico, pasando por calles previamente tapizadas con hermosos tapetes de aserrín y flores y adornadas con luces y altares, en medio de una valla de niñas y jovencitas vestidas de inditas que enmarcan el paso de la virgen.

Ésta celebración es internacionalmente conocida debido al gran colorido que la ha caracterizado, desde que cobró fama y popularidad la devoción por ésta imagen de la virgen bajo la advocación de Virgen de la Asunción, que el pueblo después tituló con el nombre de Virgende la Caridad, puesto que era sacada a las plazas de la ciudad para que la gente depositara de forma caritativa víveres y alimentos ante ella para entregarlos a los pobres que lo necesitaban.

Con el paso del tiempo y el aumento de la devoción a esta imagen de la Virgen María, eran cada vez más las personas que venían de varios puntos de la entidad a venerarla y visitarla durante su celebración patronal.

Por esta razón, su antiguos antuario colonial de estilo barroco, construido en el siglo XVII, fue demolido para construir uno de dimensiones más grandes, y es el que actualmente aloja a la venerada imagen. La imagen de la Virgen de la Caridad, es sacada en procesión en su carro alegórico a recorrer las calles de la ciudad.

Aunque de mayores proporciones, de planta basílical de tres naves y un amplio atrio, su estilo es muy austero y su única decoración son una serie de vitrales de colores en el testero y el anagrama de María en la fachada.

En el atrio de la basílica también se confeccionan diariamente alfombras florales con temas religiosos desde el inicio del mes de Agosto, que son sustituídas cada tres días por otras nuevas que realizan afamados alfombristas de la región y de otras partes del país.

CINCO RADIO

“La Noche que Nadie Duerme” Espera 50 mil Visitantes

La “ Huamantlada “ es el 20 de agosto

En la feria de este municipio se esperan 50 mil visitantes, nada más en el evento de “La noche que nadie duerme “.

Además en la tradicional “Huamantlada” que será el 20 de agosto habrá 30 toros en el circuito instalada en el centro de esta ciudad.

Uno de los principales atractivos será el cartel de toros que incluye a matadores como El Zapata, Rafael Ortega, El Cejas y El Payo

En el teatro del pueblos , estarán Paty Cantú, Marco DiMauro, Moenia y Nicho Hinojosa. Mientras tanto este fin de semana se realizará la tradicional feria de carcachas

Síntesis

La noche que nadie duerme

Es parte de una celebración tradicional que se realiza año con año en la ciudad de Huamantla, Tlaxcala, con motivo de la fiesta patronal a la Virgen de la Caridad, la noche del 14 al 15 de agosto, y que atrae a visitantes y turistas tanto de la región, como nacionales y extranjeros.

Se le denomina así a la ocasión en que, durante esta celebración, la Virgen es bajada de su altar en su basílica y sacada en procesión a recorrer las calles de la ciudad en un carro alegórico, pasando por calles previamente tapizadas con hermosos tapetes de aserrín y flores y adornadas con luces y altares, en medio de una valla de niñas y jovencitas que portan el vestido típico de Huamantla, que enmarcan el paso de la virgen.

El recorrido en procesión de varios kilómetros que sigue la patrona de la ciudad acompañada por una multitud de fieles, está engalanado por estos tapetes multicolores con caprichosas grecas, dibujos y adornos florales y religiosos, que son bellas obras de arte efímeras dignas de admirarse, confeccionados por artesanos huamantlecos representando, así una expresión del culto que le rinden a su patrona.
La confección de estos tapetes en un espectáculo para el público desde que dan inicio, unas cuantas horas antes de iniciar el recorrido. Las calles son cerradas a la circulación, y se empiezan a colocar floreros, lámparas y festones de colores para aumentar la elegancia del decorado por donde más tarde pasará la procesión presidida por la imagen de la patrona en su carro alegórico. La belleza de estas obras termina una vez que pasa la multitud sobre ellas siguiendo el paso a la virgen.
Tras salir la imagen de la patrona de su santuario, estalla la pirotecnia y repican las campanas de la basílica anunciando el comienzo de la procesión.

La procesión se inicia a la una de la mañana del día 15 de agosto, recorriendo las calles de la ciudad entre rezos, plegarias y ovaciones, y se visitan otros templos de la ciudad haciendo paradas, quemando fuegos pirotécnicos y entonando cánticos, durando toda la madrugada hasta el amanecer del día 15.

Es así cuando al regresar la multitud de personas con la imagen de la virgen de nuevo a su santuario, estallan los aplausos entre los asistentes, y en el atrio de la basílica varias bandas musicales entonan las mañanitas y se hacen diversas representaciones de bailes típicos de la región. Mientras tanto, en el interior del santuario se celebra la eucaristía.

Esta celebración es internacionalmente conocida debido al gran colorido que la ha caracterizado, desde que cobró fama y popularidad la devoción por esta imagen de la virgen bajo la advocación de Virgen de la Asunción, que el pueblo después tituló con el nombre de Virgen de la Caridad, al ofrecer en su templo ayuda humanitaria cada semana, recogiendo la expresión de los lugareños “vamos a La Caridad”.

Con el paso del tiempo y el aumento de la devoción a esta imagen de la Virgen María, eran cada vez más las personas que venían de varios puntos de la entidad a venerarla y visitarla durante su celebración patronal. Por esta razón, su antiguo santuario colonial de estilo barroco, construido en el siglo XVII, fue demolido para construir uno de dimensiones más grandes, y es el que actualmente aloja a la venerada imagen.
Aunque de mayores proporciones, de planta basílical de tres naves y un amplio atrio, su estilo es muy austero y su única decoración son una serie de vitrales de colores en el testero y el anagrama de María en la fachada.

En el atrio de la basílica también se confeccionan diariamente alfombras florales con temas religiosos desde el inicio del 31 de julio y durante todo el mes de agosto, que son sustituidas cada día por otras nuevas que realizan afamados alfombristas huamantlecos.

TIERRA BRAVA TLAXCALA

LA NOCHE QUE NADIE DUERME

Las alfombras florales de Huamantla, tienen su origen en la fiesta prehispánica en honor a Xochiquetzalli, diosa de la fertilidad. Los huamantlecos continúan adornando sus calles y sus templos con flores, ahora para festejar a su santa patrona, la virgen de la Caridad. Durante una quincena, en el atrio de su basílica, crean alfombras florales que enmarcan alguna escena religiosa, llegan a medir hasta 50 m2.

En “la noche que nadie duerme” el 14 de agosto, la población cubre las principales calles de Huamantla con tapetes de flores y aserrín; alrededor de 7 kilómetros de tapetes de gran colorido y dibujos exclusivos para engalanar el paso de la virgen de la Caridad. A la 01:30 a.m. da inicio la procesión; al paso de la reina y de los fieles que la acompañan, suena el estruendo de los fuegos pirotécnicos, adornando el firmamento con luces de colores y formas infinitas a lo largo de todo su recorrido: flores, truenos, luces deslumbrantes, cantos y rezos llenos de fe y esperanza, crean un escenario en verdad inigualable. Al regresar la santa patrona a su templo, como a las 7:00 a.m. se celebra una solemne misa para refrendarle su fe y su amor. La fiesta continua: juegos mecánicos, palenque, corridas de toros, puestos de comida, exposiciones, un gran tianguis de productos regionales y hasta una carrera de carcachas dan vida y alegría a la gran feria de Huamantla

La confección de éstos tapetes en un espectáculo para el público desde que dan inicio, unas cuantas horas antes de iniciar el recorrido. Las calles son cerradas a la circulación, y se empiezan a colocar floreros, lámparas y festones de colores para aumentar la elegancia del decorado por donde más tarde pasará la procesión presidida por la imagen de la patrona en su carro alegórico. La belleza de éstas obras termina una vez que pasa la multitud sobre ellas siguiendo el paso a la virgen.

No hay comentarios: