lunes, 15 de agosto de 2011

FÉ Y DEVOCIÓN A LA VIRGEN DE LA CARIDAD, TRANSFORMADO EN ARTE EFÍMERO ADMIRADO EN EL MUNDO ENTERO, ORGULLO DE MÉXICO.




EL SOL DE TLAXCALA

HUAMANTLECOS ALFOMBRAN EL CAMINO DE LA FE.

Huamantla, Tlaxcala.- De norte a sur, la ciudad se cubrió de tierra y aserrín coloreado que entretejieron las alfombras naturales del camino de la fe.


Fue "La Noche que Nadie Duerme", una celebración de colorido, magia y aroma a flores recién cortadas que tapizaron más de seis kilómetros para la procesión de la Virgen de la Caridad, que salió esta madrugada de su templo para recorrer por única vez en el año, las calles de su pueblo fiel, que una vez más se esmeró en ofrecer un espectáculo único y mágico.


Como muestra de agradecimiento, pusieron a los pies de su santa patrona la cosecha de la tierra, flores y frutos de los campos locales que formaron bellas estampas que, con la inigualable imaginación de los artistas innatos, extasiaron la mirada de las decenas de miles de personas que estuvieron en el transcurrir nocturno del 14 al 15 de agosto.


Fue la renovación de su fervor, misma que comparten con familiares y amigos. Una expresión religiosa en la que por una noche fomenta valores universales como la paz, unión, convivencia, amistad, solidaridad, respeto, lealtad, colaboración, comunicación y gratitud.


La mística celebración, que es orgullo de México, también es arte, sabiduría, devoción y solemnidad que vence barreras geográficas, idiomáticas e ideológicas; y su trascendencia radica tanto en el aspecto artístico como en su profundo sentido de espiritualidad y constituye una de las manifestaciones culturales de mayor arraigo dentro de las artes efímeras.


Diversos factores hacen que esta expresión sea distinta y especial en Huamantla, a diferencia de todas las ciudades y pueblos donde se ha replicado esta celebración, toda vez que los huamantlecos, por generaciones, han dado parte de su vida para preservarla como un patrimonio que heredarán a las nuevas generaciones.

Esta noche representa todo para los huamantlecos, sin embargo, atrás de la belleza de los tapices hubo meses de trabajo y esmero, de organización que perduró unas cuantas horas, hasta el paseo majestuoso de la sagrada imagen que fue acompañada por una multitud en el recorrido en el que hubo cantos, música, fuegos artificiales, luces de colores, faroles y una gran variedad de tapetes que retrataron el sentimiento de la gente que orgullosa muestra al mundo sus raíces.

Las campanas se unieron en un canto, hubo lágrimas, oraciones, imploración y un desmedido cariño que se manifestó de todas formas. Grupos de peregrinos a pie, en bicicletas montando a caballo, de rodillas llegaron hasta el altar desde el pasado viernes que comenzó a arribar el mayor número de fieles.


No importa el día. Tampoco si es laborable. Todos se reunieron esta noche. Las calles lucieron repletas. Fue una noche de fiesta, en la que las puertas de las casas estuvieron abiertas para todos. Una noche en que nadie duerme en Huamantla, porque esperan la visita de su santa patrona, aquella a la que le imploran caridad, aquella a la que le ofrecen el fruto de la tierra en un arte etéreo, fugaz.

EN GUADALAJARA, JALISCO

ESTO INFORMAN HOY, LOS MEDIOS "EL INFORMADOR"

ADRENALINA, NATURALEZA Y TRADICIÓN

En este Pueblo Mágico los turistas pueden sumarse a la tradición

TLAXCALA (14/AGO/2011).- Cálido Sol en la mañana, nublado por la tarde y después un poco de lluvia para refrescar el ambiente resguardado por un ejército de árboles, así se siente Huamantla, Tlaxcala, uno de los 32 Pueblos Mágicos que México puede presumir como patrimonio e identidad nacional. Está ubicado al sur del país, al borde del Golfo de México.


Su peculiar nombre viene del náhuatl y significa “lugar de árboles formados o juntos”. Por su ubicación geográfica se disfruta un clima cálido, que en esta temporada se combina con lluvias que alimentan el espesor de sus bosques, haciendo rebosar su flora que ofrece un espectáculo de belleza natural.


A simple vista, Huamantla puede parecer más un pueblo que goza de una imagen agradable y un ambiente acogedor, característico de todo pequeño poblado, pero éste se distingue de cualquiera por su carta más fuerte: sus aventuradas tradiciones. Y es precisamente en este mes cuando festividades como La noche que nadie duerme, la Huamantlada y el Festival Internacional del Títere, hacen del pueblo una fiesta única.


Fe y devoción son los motores que impulsan al pueblo a venerar a la Virgen de la Caridad, donde en un derroche de creatividad, oriundos y turistas se preparan para estar en vela, pues invariablemente cada 14 de agosto le dedican a la Virgen La noche que nadie duerme. A pesar de ser un festejo nocturno, se distingue por lo colorido de sus ofrendas, pues visten las calles con tapetes de aserrín multicolor formando espectaculares flores en el suelo, que a media noche la Virgen ha de recorrer en una procesión por las principales calles de Huamantla. Más que un simple adorno, las alfombras son toda una artesanía.


El sábado inmediato al 14 de agosto, aún como parte de la feria que dura todo el mes, las calles se cierran y crean un circuito: preparan la Huamantlada, una de las tradiciones más admiradas y osadas, pues sueltan toros de lidia para ser provocados por todo aquél que se sienta lo suficientemente valiente para enfrentarlos y resultar ileso, al estilo de la Pamplonada, de España. Los que prefieran mantener distancia con los bovinos pueden disfrutar el divertido espectáculo acompañado de bebidas, música, baile y adrenalina al por mayor.

Huamantla también es sede de la Feria Internacional del Títere durante el mes de julio que, con la presencia de titiriteros de todas partes del mundo, realizan más de 174 presentaciones. Además, el municipio tiene su propio Museo Nacional del Títere, que también es uno de los distintivos del pueblo, pues una de las más grandes compañías marionetistas a nivel internacional tiene su origen en Huamantla. El museo –recientemente remodelado– presenta una colección de títeres de los hermanos Rosete Aranda y cuenta con ocho salas con títeres de Alemania, Francia, Italia, Indonesia y Pakistán, entre otros.


Por otra parte, la gastronomía del pueblo ofrece variedad de platillos en los que han de añadir su sazón especial. Se puede degustar desde unos tlacoyos o unas quesadillas de hongos, una sopa de haba con nopales o de hongos de la malintzi, los mixiotes de carnero, hasta los variados platillos combinados con pulque y acompañados con salsas y sazonados con hierbas de olor. En temporada, son populares los gusanos de maguey asados.


Como postre, son imperdibles los muéganos: dulce típico elaborado a base de harina, manteca y panela, se encuentran todo el año en panaderías, puestos y tiendas; los huamantlenses (huamantlecos) lo disfrutan acompañado de café.

Imperdible

Para que el turista que visita Huamantla conozca y disfrute su viaje al pueblo, hay una serie de lugares que no puede pasar por alto, pues son los atractivos característicos del lugar:


*La Malinche. Ir a Huamantla y no visitar La Malinche es haber perdido la oportunidad de hacer contacto con la naturaleza y su majestuosidad, pues es un volcán cuyas faldas están protegidas y denominadas Parque Nacional. Se encuentra 26 kilómetros al oeste de Huamantla, a una altura de tres mil 333 metros sobre el nivel del mar.


Dentro del Parque (también denominado La Malinche) se disfruta un clima frío; hay cabañas para pasar la noche y apreciar en el bosque especies como venados, conejos, coyotes, tejones y serpientes. Si opta por ascender a la cima del volcán, luego de cuatro horas camino arriba se sorprenderá: los volcanes vecinos Popocatépetl e Iztaccíhuatl saltan a la vista, y hacia el oriente, destaca el famoso Pico de Orizaba.


*Convento de San Luis Obispo. Edificado en el siglo XVII, con fachada de estilo barroco sobrio con imágenes de santos, posee un retablo dedicado a San Luis Obispo y conserva una gran colección de pinturas anónimas al óleo.

*Santuario de la Virgen de la Caridad. Es el templo donde se encuentra la santa patrona: La Virgen de la Caridad, la más querida y venerada por los habitantes del pueblo.

*Palacio Municipal. Construcción de cantera gris que en su interior guarda un mural acerca de su fundación, una reproducción en relieve del Códice de Huamantla y una galería fotográfica.


PARA SABER


*Es una ciudad colonial fundada a la llegada de los españoles el 18 de octubre de 1534 y se le llamó San Luis Huamantla. En 2007 fue nombrada Pueblo Mágico, debido a su patrimonio histórico y cultural.


*Los sábados se permite a los turistas ayudar a los artesanos en la elaboración de los tapetes artesanales de aserrín.


*Para ir de Guadalajara a Huamantla se toma la carretera a Zapotlanejo de cuota; son 692 kilómetros de distancia, aproximadamente ocho horas de camino.


EN LA CORRIDA DE LAS LUCES, EL ZOTOLUCO CORTA TRES OREJAS.
LOS TENDIDOS DE LA "TAURINA" HASTA EL TOPE.

Huamantla, Tlaxcala, 15 agosto 2011 (Gerardo Orta).- Noche de instantes emocionantes en la tradicional “corrida de las luces” en Huamantla. Seis toros de buena presencia aunque de poco juego a excepción del primero y el quinto de la noche, los del hierro de Guanamé no permitieron hacer a los tres espadas el toreo que les caracteriza.


Eulalio López “Zotoluco” triunfador de la noche, mostró el por qué es una de las primeras figuras del toreo en México; mostrando sus tablas de buen torero con el toro “México Lindo” de 470 kilos, al que logró tandas de buenos derechazos que pusieron de pie a la afición huamantleca y que a la postre le significó el triunfo al cortar dos orejas. En el segundo de su lote “Cielito Lindo” poco pudo lucir con el percal y la muleta, cortando una oreja ante el rechazo de la asamblea.

El de casa, Uriel Moreno “El Zapata”, tuvo un inicio desafortunado al recibir un toro que después de unos minutos en el ruedo se despitonó por lo que tuvo que regresar a los corrales y dar paso a “Llanero” de 490 kilos con el que poco o nada pudo lucir, más allá de unas largas cambiadas por abajo que el público recompensó de buena forma.


En el segundo de su lote, el de Apizaco puso de pie a la afición que gritó “torero, torero” después de ejecutar tres soberbios pares de banderillas que le valieron una merecida ovación. La faena espectacular, regalando emotivos instantes de gran calado para los tendidos, toreando en redondo y por abajo, quedándose atornillado en la arena y arrimándose al toro a milímetros de la taleguilla; desafortunadamente mal logró con la espada una faena que era de dos orejas. No hay quinto malo -dice el dicho- este “Amapolo” de nombre, dio buen juego en el albero.

Arturo Macías “El Cejas”, el de Aguascalientes, no tuvo suerte en su lote, “Golondrino” y “Suertudo”, no colaboraron con el torero mexicano al que, sin embargo, se le agradeció su disciplina y la vergüenza torera que le caracteriza. Con el sexto de la noche sacó ligeros visos de buen toreo sin embargo no logró las tandas ligadas que le permitieran tocar pelo.


El festejo comenzó en punto de las 9 de la noche y una vez que los toreros salieron a la arena para dar una emotiva vuelta al ruedo con la patrona de los huamantlecos, La Virgen de la Caridad, los aficionados aguardaban con velas que iluminaron la plaza de toros en una imagen que queda para la memoria de los círculos taurinos de México.

Por otra parte

No obstante y a pesar del éxito que sobresalió en esta corrida, aficionados taurinos, manifestaron el sobre cupo de que fue objeto la Plaza de Toros “La Taurina” e incluso se habla de personas que adquirieron sus boletos con anticipación y les fue imposible ingresar al coso huamantleco.

No hay comentarios: