miércoles, 30 de marzo de 2011

MÉXICO, ORGULLOSO DE SUS COSTUMBRES Y TRADICIONES, ANTE EL PUEBLO DE TAIWAN Y EL MUNDO ENTERO.

RECUERDA QUE EL PRÓXIMO FIN DE SEMANA, CAMBIA EL HORARIO Y HAY QUE ADELANTAR EL RELOJ UNA HORA.


“El Sol de Tlaxcala”

EXPRESIÓN DE FE, ARTE, CULTURA E IDENTIDAD DE UN PUEBLO.

Taipei, Taiwan.-Las alfombras y tapetes que se exhiben en el Museo Mundial de las Religiones fueron recibidas por la población taiwanesa con profundo respeto, a pesar de las diferencias de credo.

Como expresión de fe y arte que da identidad al Pueblo Mágico de Huamantla, la exposición del arte efímero fue acogida por un país predominantemente taoísta y budista, como una fiesta cultural colectiva, de profunda espiritualidad y de genuina autenticidad, que desborda su carácter católico, adquiriendo dimensiones sociales, económicas y emocionales.

Y es que la exhibición del arte efímero, que por primera vez se presenta en este lejano país, ha despertado el interés de religiosos, estudiosos y artistas por conocer más acerca de la cultura mexicana, a través de la proyección internacional que se le ha dado a Huamantla mediante la presentación de esta celebración religiosa que confiere a la nación mexicana y particularmente a los huamantlecos, un sentimiento de identidad cultural "por lo que su conservación no sólo es un deber, sino también una garantía de creatividad y de unión de un pueblo", señalaron los integrantes de la delegación, durante una charla que se llevó a cabo en el auditorio del Museo de las Religiones del Mundo, con un numeroso grupo de profesores de distintos niveles educativos de Taiwan, que se interesaron por conocer más acerca del arte de manera directa con los alfombristas y personas involucradas en el área de investigación y difusión de este tema.

Ahí, ante decenas de profesionales, los alfombristas Alejandro Lira Carmona y Efrén Chacón Godos, diseñadores y ejecutores de las piezas que se exhiben en Taipei, Taiwan, precisaron que elaborar una alfombra conlleva a una profunda meditación y espiritualidad que se ve reflejada en el trabajo que se ofrece a la virgen y a cualquier imagen religiosa católica a las que se ofrendan como muestra de fervor y fe.

A tiempo, reconocieron la contribución de una enorme listas de personas que de una u otra forma en el pasado y actualmente, han contribuido para que esta festividad alcanzara las dimensiones logradas con esta exposición que consideraron, ha sido la más grande e importante que se le ha dado al arte efímero, en un país donde hasta hace unos días era desconocida esta rama artística de pintar con tierras, perfectas imágenes religiosas o bíblicas.

En el transcurso de la charla, hablaron acerca del significado del ritual, las diferencias entre alfombras y tapetes, su origen en Huamantla, su evolución, los materiales y las técnicas que se han incorporado con el paso del tiempo.

Destacaron también el colorido y el estilo que cada uno de los alfombristas tiene para lograr esa magnificencia en los trabajos que diseñan y confeccionan; además de la trascendencia mundial derivada en otros planos artísticos y culturales "pero sobre todo, la suma de voluntades de un pueblo que se vuelca durante meses en los preparativos y la organización para costear la esplendorosa fiesta de las flores que es derroche de alegría y convierte a esta ciudad en un Pueblo Mágico".

A la vez, la delegación destacó que hoy, Huamantla y Taiwan están hermanados en la tradición, ya que al igual que en Huamantla, una gran lista de personas del Museo Mundial de las Religiones y voluntarios se unieron al trabajo y colaboraron con la misma emoción en la preparación de las alfombras y tapetes que se confeccionaron dos semanas previas a la inauguración de la exhibición.

Precisaron que de esta manera, las alfombras, en Huamantla, o en Taipei, reflejan la esencia de personas de buena voluntad, que han compartido el mensaje de paz que a nombre del pueblo mexicano se trajo hasta esta moderna ciudad, que en este 2011 está cumpliendo sus 100 años de la instauración de la República de China.

La exposición de Alfombras y Tapetes de Huamantla permanecerá en exhibición durante seis meses en el Museo Mundial de las Religiones en Taiwán.

Elogia Taiwan el arte efímero de Huamantla

TAIPEI, Taiwan.- El arte efímero se perpetuará en el recuerdo y el corazón de los taiwaneses, expresó el Dharma Master Tsin Tao, fundador del Museo Mundial de las Religiones y de la Sociedad Budista de la Montaña de Ling Jiou, durante la ceremonia de inauguración de la exhibición de las alfombras y tapetes de Huamantla.

A tiempo, auguró un gran éxito en esta muestra artística con la que se conmemoran los 10 años de fundación de este museo que promueve la paz entre los pueblos, la tolerancia a los distintos credos y el amor para toda la vida.

Resaltó que es la primera vez que en Taiwan se presenta una exhibición de esta naturaleza, que forma parte del acervo cultural de México.

De manera simbólica, el maestro Tsin Tao, acompañado del director del Museo de las Religiones del Mundo Chiang Shao-Ying y de la alcaldesa de distrito, junto con los alfombristas, confeccionaron una pequeña alfombra con la que estrecharon los lazos de amistad entre los dos pueblos.

Posteriormente, el fundador del MWR recorrió la exhibición de las alfombras que fueron confeccionadas en una sala cuyo concepto gira en torno a la festividad del 14 de agosto mejor conocida como "La Noche que Nadie Duerme".

Este espacio de exhibición está equipado para que el visitante conozca paso a paso, la cultura, costumbres, la vestimenta típica, artesanías locales de Huamantla y poco a poco lo conduce a descubrir la tradición de alfombrar las calles con vistosos tapetes.

Sobre la confección de los tapetes exhibe las herramientas básicas, los bosquejos del tapete en cuestión, los materiales y además, en una escenografía creada a partir de la arquitectura de una calle de la ciudad de Huamantla.

En el piso se observa un tapete que está cubierto por cristales para que los visitantes caminen sobre éste sin estropearlo. En seguida comienza el recorrido de las alfombras hechas a base de tierras, chinamite, olote y semillas.

Mientras el espectador recorre el pabellón de las alfombras, escucha música típica de Huamantla con el salterio, y cuando llega al área dedicada a la "Noche que Nadie Duerme" en el piso se dibuja un tapete, mientras que en el sonido local se dejan escuchar las campanadas de la iglesia en el momento justo en que la imagen es bajada de su altar para comenzar su peregrinar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario