jueves, 21 de octubre de 2010

NO HABRÀ FIN DEL MUNDO EN 2012



Un estudio pospone el fin del mundo vaticinado por los mayas.
POR ROLANDO LINO MINA
Miércoles, 20 de octubre de 2010

Una buena noticia para el mundo y una mala noticia para quienes creen en las predicciones mayas sobre el fin del mundo: un texto científico publicado recientemente asegura que hay fallas en la conversión de las fechas mayas al calendario actual. En suma, este error provocaría que el supuesto apocalipsis maya se retrase entre 50 y 100 años.

Según el catedrático de la Universidad de California Gerardo Aldana, el 21 de diciembre de 2012 quedaría completamente descartado como fecha probable para que se termine el mundo.

Una investigación realizada por Gerardo Aldana, catedrático de la Universidad de California y que se ha difundido a través del libro Años y Calendarios II: Tiempo y Astronomía en el Mundo Antiguo y Medieval, explica que el mencionado calendario precolombino fue compatibilizado con nuestro calendario gregoriano usando una fórmula matemática, a partir de documentos históricos escritos en lengua maya con caracteres latinos. A esta regla se le llamó GMT, en honor a 3 de los primeros estudiosos de la cultura mesoamericana.

Aparentemente, el GMT habría sido comprobado por el linguista y antropólogo estadounidense Floyd Lounsbury, quien a su vez se apoyó en un antiguo documento del siglo XI o XII conocido como la Tabla de Venus del Código de Dresden, que determina las fechas en relación al movimiento de la Tierra. No obstante, hoy Aldana ha presentado argumentos para sostener que esta fórmula no tiene el soporte científico necesario.

"Si no resulta posible comprobar la GMT según la Tabla de Venus como postula Lounsbury, su aceptación depende de la posibilidad de corroborar los datos. Pero esos datos históricos son aún menos confiables que la Tabla en sí misma, por lo que el argumento de la fórmula GMT se cae como un castillo de naipes", detalló el científico al portal LiveScience.com.

En consecuencia, el 21 de diciembre de 2012 quedaría completamente descartado como fecha probable para que se termine el mundo. Además, se haría evidente que no hay forma de demostrar cuál era la fecha precisa que esta antigua civilización había marcado como fin de ciclo, ya que no hay evidencia científica disponible para corroborarlo.


Sin embargo lo que debe llamar nuestra atención, es el daño que le seguimos haciendo con tanta contaminación, los fenómenos naturales que hoy nos provocan tantos daños, no es obra de la casualidad, es la factura que hoy la tierra nos esta cobrando.

No hay comentarios: