martes, 19 de octubre de 2010

COLUMNA MUEGANOS HUAMANTLECOS !BIENVENIDOS ! GRACIAS POR TU VISITA



! YA VIENE LA FERIA TLAXCALA 2010 !

476 AÑOS DE LA FUNDACIÒN DE HUAMANTLA



Don Alfonso Hernàndez Castillo.
Director del Museo Nacional del Títere de Huamantla

SOLO DETALLES FALTAN, PARA QUE EL MUSEO NACIONAL DEL TÌTERE HABRÀ SUS PUERTAS AL PÙBLICO, MOSTRANDO SUS NUEVAS Y MODERNAS INSTALACIONES.


“Muéganos Huamantlecos”

Por: Gabriel Flores Hernández

18 de Octubre 1534 – 2010, 476 Aniversario de la Fundación de Huamantla… Con diversas actividades culturales y cívicas ayer se llevaron a cabo los festejos del 476 aniversario de la fundación de Huamantla, ocurrida el 18 de octubre de 1534, cuyo primer asentamiento se dio en lo que hoy es el barrio de San Lucas, lugar que esta de fiesta y en donde ayer se desarrollaron diversos actos, como el tradicional desfile de fundación, al que se sumó la Telesecundaria “David Silva Ramos” que también cumplió años de fundada. A estos actos se ha sumado la Parroquia de San Luís Obispo, que el domingo pasado llevo a cabo una magna procesión, con la imagen de San Luís, recorriendo las principales calles del centro de la ciudad, a cuyo acto asistieron decenas de fieles, además de la confección de tapetes multicolores que lucieron extraordinarios como siempre, aunque a decir verdad desde el primero de octubre se lleva a cabo la confección de alfombras florales en la plazuela de la propia parroquia, con la participación de los diversos barrios y comunidades pertenecientes a la Parroquia, por cierto que el domingo pasado estuvo presente el obispo de Tlaxcala Francisco Moreno Barrón, quien presidio la sagrada eucaristía.

El horario de invierno comienza el domingo 31 de octubre, por lo que habremos de atrasar una hora las manecillas del reloj, desde el día sábado 30 de octubre. Esto será que la entrada a la escuela, centros de trabajo y eventos, se realizará una hora después de lo programado en nuestro reloj biológico, bueno esto en tanto nos acostumbramos al horario de invierno.

El sábado venidero, recordaremos el Día Nacional de la Aviación, fecha para muchos y por muchos celebrada, seguramente en todas las aerolíneas, aunque esta vez a decir verdad, las cosas no serán igual para los trabajadores de la casi, desaparecida Mexicana de Aviación… ni modo.

La próxima semana, amigos lectores, estaremos prácticamente en las celebraciones del día de muertos, por lo pronto ésta será la tercera plaza de todos santos, de acuerdo a las costumbres de nuestros ancestros, al referirse a los días de tianguis que tienen lugar en diferentes días de la semana en los municipios del estado.

Estas tradiciones y costumbres ancestrales, se inician en el Año de 1075 D. C. El Arzobispo Lanfranco, promulgo estas Celebraciones litúrgicas con sus oficios correspondientes a través de todos los monasterios benedictinos establecidos en Europa. Finalmente S.S. Benedicto XIV ratifico este culto que se extendió oficialmente a toda la Iglesia Universal desde el ano de 1748. De esta manera, en el S. XVI llega a la Nueva España, perfectamente estructurada, la tradición del culto a los muertos a través de la evangelización iniciada por los doce religiosos que permitieron que la parte espiritual perdure como ha sido hasta nuestros días en forma “cristianizada”. La Celebración del Día de Muertos en Tlaxcala es de profundo respeto, de veneración a los seres queridos que ya se fueron. Son días de alegría, magia, rezos, cantos, colores, olores y sabores, que se mezclan en espera del alma bendita que llegara a reunirse con nosotros. Estas festividades se inician el 28 de octubre, día dedicado a las “animas de los accidentados o de los que murieron en desgracia”.

Al mediodía, los familiares del difunto colocan una ofrenda en el altar de la casa en que vivió, rezan un Rosario con letanía y posteriormente van a adornar con flores de cempazuchil la tumba del finado y el lugar en que murió.

El 29 de octubre arriban las ánimas de los niños del Limbo, lugar donde van todos aquellos que murieron sin recibir el bautismo. El 31 de octubre, está dedicado a todos los “niños

Muertos”. En la mayoría de las casas se colocan las ofrendas a las doce del día en una mesa cubierta con un petate a manera de mantel. El 1 de noviembre a las doce horas, sobre una mesa o petate tendido en el piso, se pone la ofrenda para los familiares muertos, cuyo nombre se invoca. A las animas se les indica el camino haciendo vereditas con ocoxal y pétalos de cempazuchil, que van desde el lugar en que se coloco la ofrenda hasta la entrada de la casa. Al mediodía del 2 de noviembre, las ánimas de los difuntos se retiran del que fue su hogar, para regresar el próximo año, las campanas dejan de tocar el doble y la mayoría de las personas empiezan a realizar el intercambio de ofrendas, que consiste en llevar, en primer lugar, la ofrenda a la casa de los abuelos o de los padrinos de la familia, misma que se compone de una canasta con pan de muerto, fruta y una olla de mole, a cambio de la cual se retribuirá según lo amerite el caso; si es pequeño, recibe un juguete de barro y si es adulto, le entregaran una de las ollas, jarros o cajetes nuevos y vacios que se colocaron en la ofrenda.

Éste año, quizá como ha ocurrido en los últimos años, nuestra economía es tal que los gastos para la ofrenda, ya no es como hasta hace unos 15 o 20 años, en que las familias hacían enormes gastos para la elaboración de sus ofrendas, cocinando todo tipo de comida para recibir a sus muertitos, hoy las cosas han cambiado, pues mientras la tradición nos dice de la presencia de quienes se nos adelantaron en el viaje sin retorno, lo situación real, en algunos casos, claro no en todos, las ofrendas serán un tanto modestas.

Por lo demás, bien vale la pena, asistir a los concursos de ofrendas que habrán de colocarse en centros de trabajo, escuelas y las convocadas por el gobierno, como es el caso de la ciudad de Tlaxcala, en donde la Plaza de la Constitución, se llena de esos característicos olores de incienso, fruta y alimentos dedicados a personajes de la vida cotidiana, cultural y política que ya no están entre nosotros. Aunque falta una semana, desde ahora les deseamos felices fiestas de Día de Muertos, una tradición mexicana, y a la gringa fiestas de hallowen.

Bueno pero mientras, esto ocurre, allá en el Museo Nacional del Títere don Alfonso Hernández Castillo, decano de la locución en Tlaxcala, amigo y paisano a quien enviamos un saludo desde estas líneas, nos informa que podría ser el próximo mes cuando reabra sus puertas el MUNATI, ésta vez con una nueva imagen, espacios más amplios y con los requerimientos de un Museo de talla internacional, pues pasará de 5 a 12 salas de exhibición de las cuales dos corresponderá a la colección “Rosete Aranda”, las diez restantes serán entre otros para las piezas que han sido donadas desde diversos puntos países del planeta como: Europa, Asia, África y América, así como prehispánicos encontrados en las zonas arqueológicas de Cacaxtla y Xochitécatl, una sala virtual. Y pasará de una exhibición de 200 a 600 piezas. Además, habrá funciones de títeres cada 15 días en el auditorio que fue creado en esas instalaciones que tiene capacidad para 80 personas. Los trabajos han requerido de una inversión de ocho millones de pesos, aportados por los gobiernos federal y estatal, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) y el Gobierno del Estado de Tlaxcala quien no ha escatimado ningún esfuerzo para que este museo quede de primerísima categoría y que estará clasificado como el mejor museo de América Latina y que puede estar a la altura de museos de su género que existen en Europa. Para finalizar, destacó que para las nuevas instalaciones del MUNATI se aprovechó una casa antiquísima dentro del grupo de cinco casas que tiene el gobierno del estado y el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura que se han respetado elementos originales de una casa colonial y que se lograron debido a los conocimientos de una excelente arquitecta poblana. Gentiles lectores, por hoy hasta aquí, escuche una de las estaciones de radio y televisión, de diversos géneros que están a su disposición en mi blog. Ahora también puede ver canales de televisión. Le recuerdo como siempre; si viene de visita a Huamantla, saboree nuestros exquisitos “muéganos” y lleve a sus más estimados, estos suculentos panecillos, que se elaboran únicamente aquí en Huamantla, no hay más. Le recomiendo visitar los templos religiosos y museos del Centro Histórico de Huamantla, como es el Museo Nacional del Títere, Museo de la Ciudad y el Museo Taurino. Próximamente un nuevo Museo en Huamantla, el Museo de La Virgen de La Caridad. Agradezco la comunicación que han tenido a bien enviarme a través de mueganoshuamantlecos@hotmail.com y la visita que han realizado, dejando sus comentarios en mi blog – Revista Digital: www.mueganos-huamantlecos.blogspot.com ¡chéquelo!... y ¡Hasta Moxtla!.

No hay comentarios: