martes, 16 de febrero de 2010

Columna de Martes 16 de Febrero 2010


“MUÈGANOS HUAMANTLECOS”

POR: GABRIEL FLORES HERNANDEZ.

“Miércoles de Ceniza”…. “Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás” estas sabias palabras, escucharemos mañana, cuando el sacerdote imponga la ceniza en la frente, de miles y miles de católicos que acudirán a los templos, en lo que será el inicio de la Cuaresma 2010, los cuarenta días que anticipan la llegada de la Semana Mayor.

Con ello, también llega un bonita tradición en Huamantla, pues viernes a viernes, tocarán los “muéganos” en los diversos templos, donde se recordarán los pasajes bíblicos de la Vida, Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo. El que viene será el primer viernes de Cuaresma “tocan los muéganos” en el templo de Santa Cruz, allá donde fuera la primera Parroquia de Huamantla, donde se recordará “La Corona de Espinas”.

Mañana, miércoles de ceniza, está marcado como de abstinencia de carnes rojas, lo cual significa que nuestras amas de casa prepararán el primer platillo de cuaresma; esos exquisitos guisos que solo ellas saben preparar, con tanto esmero.

Que le parece amigo lector, si conocemos cual es el origen del “miércoles de ceniza”: Antiguamente los judíos acostumbraban cubrirse de ceniza cuando hacían algún sacrificio y los ninivitas también usaban la ceniza como signo de su deseo de conversión de su mala vida a una vida con Dios.

En los primeros siglos de la Iglesia, las personas que querían recibir el Sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo, se ponían ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad vestidos con un “hábito penitencial”. Esto representaba su voluntad de convertirse.

En el año 384 d.C., la Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos y desde el siglo XI, la Iglesia de Roma acostumbra poner las cenizas al iniciar los 40 días de penitencia y conversión.

Las cenizas que se utilizan se obtienen quemando las palmas usadas el Domingo de Ramos de año anterior. Esto nos recuerda que lo que fue signo de gloria pronto se reduce a nada.

También, fue usado el período de Cuaresma para preparar a los que iban a recibir el Bautismo la noche de Pascua, imitando a Cristo con sus 40 días de ayuno.

La imposición de ceniza es una costumbre que nos recuerda que algún día vamos a morir y que nuestro cuerpo se va a convertir en polvo.

Nos enseña que todo lo material que tengamos aquí se acaba. En cambio, todo el bien que tengamos en nuestra alma nos lo vamos a llevar a la eternidad. Al final de nuestra vida, sólo nos llevaremos aquello que hayamos hecho por Dios y por nuestros hermanos los hombres.

Cuando el sacerdote nos pone la ceniza, debemos tener una actitud de querer mejorar, de querer tener amistad con Dios. La ceniza se le impone a los niños y a los adultos.

Una sincera felicitación desde estas sencillas líneas, a todas, absolutamente a todas las cuadrillas de huehues, que se han presentado en el centro histórico de la capital del estado, como una muestra de nuestras tradiciones que en verdad son orgullo de todos los tlaxcaltecas, que vestuarios tan coloridos, artísticos utilizan. Felicidades a todas y todos, que hacen posible la realización del Carnaval, no solo en la capital del estado, sino en todos los municipios, donde las celebraciones del Carnaval, tienen tanto arraigo. No vea usted, la cantidad de familias y turistas que se dieron cita en todos los lugares el pasado “Domingo de Carnaval”. La palabra carnaval significa adiós a la carne y su origen se remonta a los tiempos antiguos en los que por falta de métodos de refrigeración adecuados, los cristianos tenían la necesidad de acabar, antes de que empezara la Cuaresma, con todos los productos que no se podían consumir durante ese período (no sólo carne, sino también leche, huevo, etc.)

Con este pretexto, en muchas localidades se organizaban el martes anterior al miércoles de ceniza, fiestas populares llamadas carnavales en los que se consumían todos los productos que se podrían echar a perder durante la cuaresma.

Muy pronto empezó a degenerar el sentido del carnaval, convirtiéndose en un pretexto para organizar grandes comilonas y para realizar también todos los actos de los cuales se “arrepentirían” durante la cuaresma, enmarcados por una serie de festejos y desfiles en los que se exaltan los placeres de la carne de forma exagerada.

Según la antigua tradición: El miércoles de ceniza y el viernes santo son días de ayuno y abstinencia. La abstinencia obliga a partir de los 14 años y el ayuno de los 18 hasta los 59 años. El ayuno consiste hacer una sola comida fuerte al día y la abstinencia es no comer carne. Este es un modo de pedirle perdón a Dios por haberlo ofendido y decirle que queremos cambiar de vida para agradarlo siempre.

Por cierto, extemporáneas, pero muy sinceras felicitaciones a todos, absolutamente a todos mis lectores, en ocasión del día de San Valentín, el día del Amor y la Amistad, amistad que se refrenda semana a semana con su amable lectura… deseando que la hayan pasado muy a gusto en familia, con sus seres queridos.

La morena colaboradora escribe: El domingo pasado, allá en la Parroquia de San Luís Obispo, hubo misa especial en honor a la milagrosa imagen de “Señor de Brito” con este motivo, se realizó una procesión por algunas calles del centro de la ciudad; para muchas familias, éstas celebraciones, permiten elevar nuestras oraciones porque el año agrícola que se inicia, sea fructífero, para los campesinos de la región.

Hablando de clima, el fin de semana se había pronosticado mal tiempo, por el frente frio numero 30 y 31, afortunadamente, no fue así, lo que permitió disfrutar de un extraordinario clima; sin embargo aun estamos en invierno, así que los fríos continuarán, hasta el 21 de marzo, cuando entre la primavera… hay que abrigarse.

Gentiles lectores, por hoy hasta aquí, le recuerdo como siempre; si viene de visita a Huamantla, saboree nuestros exquisitos “muéganos” y lleve a sus más estimados, estos suculentos panecillos, que se elaboran únicamente aquí en Huamantla, no hay más. Le recomiendo visitar los templos religiosos y museos del Centro Histórico de Huamantla, como es el Museo Nacional del Títere, Museo de la Ciudad y el Museo Taurino, Agradezco la comunicación que han tenido a bien enviarme a través de mueganoshuamantlecos@hotmail.com y la visita que han realizado, dejando sus comentarios en mi blog www.mueganos-huamantlecos.blogspot.com ¡chéquelo!... y ¡Hasta Moxtla!.

No hay comentarios: